Historia

Chocolate Rey Amargo

Para hablar de la historia de AirePAZ habría que remontarnos hacia el origen de las marcas Rey Amargo y Del Alma, sus principales productos. Fue en el año de 1939 cuando el Sr. Carlos Ríos Cobián fundó en Ciudad Guzmán, Jalisco, la empresa denominada “Fábrica de Chocolates El Cometa” .

Ésta producía una variedad de marcas comerciales de chocolate para mesa entre las que destacaron: Ideal, Regio, Económico, Tabasco, Riomar, Princesa y Rey Amargo. En aquellos tiempos existían 3 o 4 fábricas de chocolate en Ciudad Guzmán, por lo que la competencia era grande. Con atinada dirección y con calidad “Fábrica de Chocolates El Cometa” fue poco a poco desplazando a las demás marcas y ganando mercado, por lo que en 1950 ya estaba consolidada en toda la región y desde entonces no había ninguna marca de chocolate que lograra penetrar con fuerza en el mercado del sur de Jalisco y del estado de Colima.

Una vez dominado dicho mercado, el público consumidor señaló con su preferencia a la marca Rey Amargo, y es por ello que desde la década de los 60´s se impulsó más la producción de este chocolate y en forma paulatina se fueron retirando del mercado las demás marcas de la empresa, hasta que en el año de 1969 la “Fábrica de Chocolates El Cometa” se convirtió en Chocolate Rey Amargo, S.A. De C.V. Esta nueva cara que adquiría la empresa y el hecho de dedicar todo el esfuerzo en producir una sola marca y un solo tipo de chocolate, sirvieron de empuje para que el chocolate dulce para mesa Rey Amargo, terminara de afianzarse y se consolidara como producto líder en la región. En el año 2000 surge la marca “Del Alma”, misma que aglomera productos de confitería fina que se elaboran de manera artesanal, haciendo que cada pieza sea única por su sabor y textura.

La incursión a este mercado abre nuevas puertas a la compañía, ya que refrenda su compromiso con la calidad y es expuesta a un tipo de consumidores que no conocían la marca. La fábrica de chocolate Rey Amargo se ha caracterizado desde sus inicios por ser un chocolate elaborado de manera artesanal respetando los procesos ancestrales en los que se les da mayor valor a las cualidades del cacao y sus derivados, para lograr un sabor único con esencia real de México y que no se encuentra en ningún otro chocolate. La exquisitez y calidad que han caracterizado a los productos elaborados por Chocolate Rey Amargo, S.A. de C.V. se han conservado debido a que hasta la fecha se siguen utilizando los mismos métodos de elaboración y las mismas fórmulas.

Esto hace que la empresa Chocolate Rey Amargo, S.A. de C.V. tenga en la actualidad un prestigio ganado a pulso, pudiendo afirmar que el chocolate para mesa Rey Amargo, está preparado para formar parte del variado surtido de productos de alta calidad que se ofrecen al público consumidor. Es así como Rey Amargo ha hecho del chocolate mexicano un legado Real desde hace más de 70 años.

Chocolate Rey Amargo.

El chocolate que conquista.

AirePaz

Nace como un proyecto universitario en el cual se analizó la necesidad de comenzar a recuperar sabores y tradiciones mexicanas, que con el tiempo se han ido debilitando y sustituyendo por otras ofertas, mismas que se apoderan del mercado y afectan a las pequeñas y medianas empresas que operan en el país.

Siendo conscientes de tal situación y del tiempo en que vivimos, donde la mayoría de las personas buscan la armonía entre el sabor y la atención, AirePAZ abre su primer tienda en el año 2009 en Ciudad Guzmán, Jalisco; con el objetivo principal de difundir la cultura del cacao y del chocolate artesanal en México. Comenzando con sólo 3 mesas para atender y un pequeño espacio de exhibición de productos con base de cacao, poco a poco logra posicionarse y logra establecerse en el gusto de las personas que suelen visitar el Centro Histórico de la ciudad, catalogándose como el lugar predilecto para acudir con la familia a disfrutar de una tarde llena de sonrisas.

Es así, como tiempo después AirePAZ se ve en la necesidad de ampliar sus instalaciones y expandir la oferta de productos para los clientes, ofreciendo así una gran variedad de bebidas, alimentos, souvenirs, regalos y productos regionales. En AirePAZ nos consideramos un concepto innovador, en el que la calidad en el servicio refrenda el sabor de cada producto que ofrecemos. En la búsqueda de expansión y reconocimiento de la marca, se decide iniciar el crecimiento a través del otorgamiento de franquicias AirePAZ, donde Operadora AirePAZ, S.A. de C.V., empresa creada para la organización y administración del negocio, constituida en el año 2011, realiza un papel importante como empresa Franquiciante.

Nosotros

En AirePAZ Chocolatería buscamos difundir la cultura del cacao y del chocolate mexicano, rescatando así tradiciones casi olvidadas en nuestro país, dentro de un concepto mexicano-contemporáneo de chocolatería, en el que el sabor y la calidez del servicio terminan por envolver al cliente en una atmósfera de satisfacción. Apoyando siempre a los pequeños productores, siendo abiertos a la difusión de sus productos de calidad, merecedores de estar presentes en los hogares de quienes nos visitan.

Visión

Ser una empresa modelo, abierta y responsable; consciente de las realidades y dificultades que enfrenta nuestra sociedad, pretendiendo ser un importante detonante para desarrollo y progreso de todos aquellos que de una u otra forma participan en este modelo de negocio.

Valores

  • Respeto. Respeto es saber que antes de clasificarnos en cualquier posición, todos somos personas y merecemos que se nos trate con dignidad. Respeto a nuestras ideas, a nuestro trabajo y a nuestra propia vida.
  • Honestidad. Ser honesto a todos los niveles, en donde el cliente pueda estar satisfecho con lo que recibe a cambio de lo que da, sin engaños; al igual que nuestros colaboradores.
  • Espíritu de Servicio. Estamos para servir y sonreír. Estar seguros que somos factores de cambio y que una actitud servicial puede cambiar el día y desarrollo a una persona; así como el rumbo de empresa misma y por ende, de los que colaboran en ella.